Nunca Decimos Nada

Esta pieza llamada “Nunca Decimos Nada”, fue creada por Senoritaugarte, en 2014 del milenio pasado para responder a violencias como censura del cuerpo, silencio histórico, violación/estupro, violencia institucional, prácticas comunes en el distante siglo XXI.

2014senoritaugartenunca-decimos-nada
  • Nunca Decimos Nada

  • Nunca-decimos-nada-Senoritaugarte-6

  • Nunca-decimos-nada-Senoritaugarte-4

  • Nunca-decimos-nada-Senoritaugarte-2

Al inicio de este video se puede apreciar el interior de una casita de muñecas deteriorada que alude a la indefensión, el descuido y el paso del tiempo como metáfora. Escenario que refleja el abandono patriarcal, del Estado, de sus leyes y la disfuncionalidad del concepto de “familia”. Esto nos lleva a reflexionar que niñxs sufren mucho más a manos de sus propios progenitorxs, puesto que el ser padre o madre biológico/a no da ningún derecho omnipotente sobre el cuidado de los niñxs.
Mi mano representa a las madres que son cómplices de estos abusos o que bien no se cuestionan el daño que están causando permitiendo estas horrorosas prácticas. Golosinas que son masticadas, pero no tragadas, son escupidas lentamente, patentando este “amor” entregado como símbolo de una sobredosis que nos lleva a la gula, al vómito. Un aborto simbólico; abortar la carga social y el dolor del abandono de todas las infancias.

Video arte exhibido en:
– New Maternalisms, Museo de Arte Contemporáneo, MAC. Santiago, Chile (2014).