Vamos Argentina

Esta pieza llamada “Vamos Argentina”, fue creada por Lola Vendetta / Raquel Riba Rossy, en 2018 del milenio pasado para responder a violencias como discursos anti-aborto, violación/estupro, prácticas comunes en el distante siglo XXI.

2018lola-vendetta-/-raquel-riba-rossyvamos-argentina
  • by Raquel Riba Rossy

  • Vamos Argentina

  • año: 2018
  • autora: Lola Vendetta / Raquel Riba Rossy
  • URL: https://lolavendetta.net/
  • País de origen: España

Yo crecí en un entorno muy religioso. A mis 18 años ser antiabortista para mi era lo más normal del mundo y en mi mente no cabía que una mujer pudiera pensar en interrumpir un embarazo. Cuando en los otros institutos aprendían a poner condones en penes de plástico, en mi colegio nos hicieron un despliegue de embriones de silicona de distintos tamaños sobre la mesa y nos explicaron las maravillas del embarazo. Nos los poníamos encima de la barriga y nos reíamos con las compañeras sólo de pensar que eso podía suceder. Por aquel entonces ya había visto varias fotos de unos bebés de 3, 4 y 5 meses de gestación cortado a trocitos… En fin. La transición para mi no fue sencilla. Me tocó abrir mi perspectiva obtusa y mirar al mundo. 10 años más tarde me pregunto qué hubiera pensado desde el principio si me hubieran explicado que las mujeres con recursos económicos suficientes abortan igual, pero sin que nadie se entere y en condiciones médicas óptimas, y las mujeres con recursos económicos insuficientes que quieren abortar lo hacen también, pero en condiciones nefastas y con un riesgo de muerte de un 33% (por no hablar de las infecciones, pérdida de la posibilidad de concebir en un futuro y demás). Yo a mis 16 decía de corazón que no abortaría si me quedara embarazada. A mis 28 sigo pensando igual. Al mismo tiempo deseo y creo firmemente que el aborto debe ser accesible para todas. Porque sentir la maternidad como yo la siento en mi cuerpo es mi decisión consciente y las demás mujeres del mundo deben tener el derecho de ejercer la misma libertad de decisión pero en el sentido contrario. En un mundo en el que los mismos que gobiernan participan de las redes de prostitución y alimentan la cultura del abuso y la violación, en el que la educación sexual está construida por hombres desconectados de la empatía, en que las redes de prostitución infantil cuentan con packs de turismo sexual… prohibir el aborto es invitar al suicido. Escribir esto me entristece el alma, pero es así. Yo no voy a abortar porque yo no quiero, pero ojalá que mañana podamos decir que quien libremente decide, puede ejercer su derecho en buenas condiciones médicas y gratuitamente. Vamos Argentina.

Formatos

Curadorias